Nuestra Historia

Bakery Italia nació muy pero muy lejos de las Américas, en Sicilia y exactamente en una pequeña ciudad al pie del volcán activo más grande de Europa: el Etna.

La ciudad hoy se llama Catania.

El nombre se derivaría del griego Katane ("guayo"), refiriéndose a la aspereza del territorio de lava en el que se eleva. Según otras interpretaciones, el nombre deriva del prefijo Kata (“cerca") a Atiné, nombre griego del Etna.

Ahí es donde la señora Pasqualina Minniti, inmediatamente después de la guerra, abrió una pequeña "Latteria"(“lechería”), que, en los años a seguir, y con la ayuda de su esposo Giuseppe, extendió a panadería, ofreciendo deliciosos productos horneados y postres creados artesanalmente.

Inmediatamente se hacen famosas las pizzas, las Cebollinas, Accartociatas rellenas, así como los fantásticos dulces: tartas de frutas, cannoli, tiramisú y galletas variadas para acompañar té, café y cappuccino.

Además de la venta local, la “Latteria Minniti” comenzó a ofrecer sus productos en forma itinerante, utilizando un medio de transporte que en ese momento era el más económico y versátil en una Italia que estaba resurgiendo del flagelo de la guerra, el gran Piaggio APE.

Mientras tanto, Pasqualina comienza a recibir la ayuda de los 4 hijos que crecen y toman parte activa en la tienda.

Y es en la “Latteria Minniti” donde un "Picciotto" (“joven”) de Sicilia, conocido por todos como "Pippo", pone los ojos en la primogénita de Pasqualina, la joven Lucía. Y desde ese momento fueron repetidas las visitas del muchacho a la tienda, con la excusa de comprar leche para su madre.

No pasa mucho tiempo para que esta historia se convierta en matrimonio y solo un año después, nace Massimo y sin perder tiempo, 14 meses después, Alessandro.

Los dos hermanos de la más temprana edad comienzan a frecuentar la tienda de la abuela y se apasionan siempre más, comenzando a querer aprender cómo se hacían unos productos tan buenos, sabrosos y hermoso a la vista de todos. La orgullosa abuela les enseña los fundamentos de su arte.

Por desgracia, después de la muerte del abuelo Giuseppe y la elección por parte de los hijos de seguir carreras profesionales, Pasqualina cierra la tienda, para dedicarse a la familia. Así que esta hermosa historia parece haberse terminado para siempre.

¡Pero no es así!

En Massimo y Alessandro, ha permanecido intacta la pasión por la buena comida, y la experiencia vivida de niños, así deciden revivir la tienda de la abuela Pasqualina, pero esta vez no en Sicilia, sino en los Estados Unidos y sucesivamente en América latina, uniendo la experiencia de Massimo en Panamá, en la construcción y gestión de Food Truck y Alessandro en la gestión de franquicias en Italia.

Y así que los dos hermanos dan vida a:

"Bakery Italia, the art of Italian taste"

No es un restaurante, menos una comida rápida, es una experiencia de gustos y sabores.

Y la historia continúa ........

Los abuelos Pasqualina, Giuseppe y la hija Lucía

Familia Palazzolo-Minniti

Matrimonio de Lucía y Pippo

La lattería Minniti

Ape

Los hermanos Alessandro y Massimo

Abuela Pasqualina